¿Cómo ha evolucionado el diseño web desde sus orígenes hasta hoy?

Desde de Tim Berners-Lee crease la que hoy por hoy es considerada como la primera página web de la Historia en el año 1991 haciendo uso de un ordenador NEXT creado por Steve Jobs durante aquellos años en los que había sido apartado de la empresa que él mismo fundó, Apple, el diseño web ha pasado por un total de cuatro etapas, a la que podemos sumar una quinta que se correspondería con las tendencias más actuales y, sobre todo, la evolución de futuro más inmediato.

La primera etapa se puede situar entre los años 1991 y 1995, es la fase en la que se diseñan las primeras páginas web; la gama de colores estaba muy limitada y estas webs tan sólo contenían texto. Vistas desde hoy eran algo muy básico, casi como una hoja de papel, pero en una pantalla. Sin embargo, era toda una revolución que pronto comenzó a despuntar con la introducción de nuevos elementos (iconos, imágenes de fondo, botones, banners… Todo ello mejoró la apariencia de las páginas web al tiempo que las dotó de nuevas funciones.+

Llegamos así a una segunda etapa en la Historia del Diseño Web que muchos tienden a denominar como Etapa de Consolidación. Entre los años 1996 y 2000 surge un amplio abanico de nuevas herramientas que facilitarán que los desarrolladores y diseñadores puedan crear páginas con mucha más personalidad. Las novedades más destacadas de esta fase fueron la introducción de la tecnología Flash que permitió “dar vida” a los websites incorporando animaciones y contenidos multimedia, Javascript, las hojas de estilo CSS o los Frames. Y mientras el diseño web evolucionaba, los usuarios no dejaban de crecer y el interés de las empresas aumentaba cada día más.

Llegamos así al siglo XXI, una tercera etapa que supone la verdadera revolución de las páginas web gracias a la mayor evolución de las herramientas ya existentes y a la aparición de otras nuevas. El lenguaje CSS sigue avanzando al tiempo que las webs se orientan a los contenidos. Es la web 2.0 que, con la irrupción de los dispositivos móviles, avanza cada vez más hacia la web responsive. En cuanto a estilos, el realismo y el skeumorfismo darán paso al Flat Design, colores vivos, planos, vibrantes, brillantes y mucho, mucho minimalismo con un claro objetivo: mejorar continuamente la experiencia de usuario.

Así, en los tiempos actuales, la formación en diseño web se basa en el Javascript, PHO, el lenguaje HTML5, el diseño UX y los diseñadores prestan una atención permanente y especial a los contenidos multimedia, las interacciones en redes sociales, los contenidos interactivos, la proyección en tablets y smartphones y las aplicaciones móviles.