Diseñadores gráficos que han hecho historia

El diseño gráfico está viviendo el período de mayor esplendor de toda su historia al abrigo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación que han brindado nuevos medios y soportes sobre los cuales los creativos pueden dar rienda suelta a su imaginación desarrollando proyectos visuales realmente atractivos, impactante e innovadores. También los cambios en las tendencias sociales propiciados por estos avances tecnológicos, que nos han conducido hacia la “sociedad de lo visual”, han tenido mucho que ver en esta creciente importancia del diseño gráfico. Sin embargo, el diseño gaprender diseño gráficoráfico, cuyas raíces más profundas se encuentran en la misma esencia del arte y la comunicación, no es algo nuevo.

La historia del diseño gráfico, al menos tal y como hoy lo conocemos, hunde sus raíces en el ecuador del pasado siglo XX. En aquellos tiempos, el diseño gráfico era el instrumento utilizado para difundir las bondades de un producto, y poco más. Pero pronto surgió la llamada Creative Revolucion que, liderada por George Lois, elevó la disciplina del diseño gráfico hasta la cumbre de las artes creativas.

A partir de entonces, comenzaron a despuntar mentes brillantes, auténticos genios de la creatividad capaces de combinar de forma sabia, original e inteligente diferentes elementos que, en conjunto, cumplían con el objetivo de mandar un mensaje claro a la vez que no dejaban indiferente a ningún espectador.

A continuación, os presentamos una selección de estos maestros que marcaron un punto de inflexión en la Historia del Diseño Gráfico. Como todas las artes, también esta selección se presta a opiniones diversas. Y es que el arte, como la vida misma, nunca es subjetivo.

Stefan Sagmeister

Controvertido, independiente y, sobre todo, polémico. Así es este diseñador austríaco que saltó bruscamente a la fama en 1999 cuando transformó su propio cuerpo en un cartel tipográfico dibujado con cuchillas de afeitar para anunciar una ponencia del Instituto Americano de Artes Gráficas (AIGA). Su trabajo, repleto de dobles sentidos e ironía, se ha centrado en el diseño de portadas musicales y en la experimentación tipográfica.

Saul Bass

Bass es considerado el introductor del ritmo y el movimiento en el diseño gráfico, hasta el punto de ser considerado precursos de los motion graphics. Su nombre forma parte de la historia del diseño gráfico, pero también se encuentra íntimamente ligado a la historia del cine. Es autor de algunos de los mejores títulos de la historia como Psicosis, Con la muerte en los talones o Uno de los nuestros. Además, también fue responsable de la identidad corporativa de grandes empresas y de algunos de los carteles de cine más emblemáticos de todos los tiempos.

Milton Glaser

La historia de Glaser está vinculada  a la historia de Nueva York, ciudad que le vio nacer y que se convirtió en el eje de su obra. Es el autor de algunos de los iconos neoyorkinos más populares, como el “I love New York” que decenas de ciudades han imitado con posterioridad. Entre sus trabajos, destacan carteles y portadas de discos, así como bellos proyectos para revistas de prestigio como Paris Match o Esquire.

David Carson

Suciedad, desorden, caos, esas son las señas de identidad de este diseñador gráfico estadounidense cuya irrupción a principios de la década de los noventa supuso una verdadera revolución. Con un estilo marcadamente punk y grunge, puso punto y final a la armonía, la simetría y la sobriedad de gran parte del diseño gráfico pasado. Su objetivo no era comunicar, si no provocar. Y lo logró sin miedos, con fotografías deformadas, tipografías imposibles de leer, grotescas distorsiones… Su obra es un ejercicio mental para el espectador.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¿Te gustaría aprender a diseñar con nosotros?