Ofertas de empleo más frecuentes con Diseño Gráfico

Si estás interesado en estudiar diseño gráfico o ya lo has hecho y tienes dudas sobre los puestos de trabajo y las ofertas que puedes encontrar, te ayudaremos a informarte y resolver todas las dudas referentes a ese tema. Pues, aunque en un principio se puede optar por ser un trabajador por cuenta propia o autónomo, también hay muchas ofertas de trabajo y puestos vacantes en las empresas públicas o privadas para los profesionales de este sector. Para guiarte en la búsqueda, veremos a continuación cuáles son los sectores principales en los que actúa o trabaja un diseñador gráfico y a qué ofertas, profundizando un poco en el tema, puede optar el interesado en sí, para encontrar un puesto en el mercado laboral y comenzar a trabajar a cambio de un salario.

Sectores en los que trabajar si eres un diseñador gráfico 

Los principales sectores y campos profesionales en los que encontraremos diseñadores gráficos y puestos similares son los siguientes:

  • Marketing y publicidad. Para las empresas es muy importante contar con una buena imagen de marca, con un logotipo, con un diseño común para toda la empresa y sus útiles u objetos, como pueden ser las carpetas y la papelería, los vehículos de empresa, los monos o uniformes de trabajo, etc. Además, para la publicidad es imprescindible contar con un diseñador gráfico que se encargue de la cartelería, los anuncios, los diseños de los mismos, el diseño de la página web, imágenes publicadas en la web corporativa o las redes sociales, etc. Todo ello es trabajo del diseñador gráfico, y sin él no hay resultados y se dificulta o imposibilita la obtención de los objetivos fijados por la empresa.
  • Autónomo o trabajador para empresas. En esta categoría hacemos referencia a la demanda y necesidad de diseñadores gráficos en el mercado laboral y empresarial. Cualquier compañía puede necesitar un diseñador gráfico para trabajo de comunicación, cartelería, publicidad, diseño de packaging y otros elementos, etc. Podrán optar por contratar a un empleado o solicitar los diferentes encargos que surjan a autónomos.
  • Sector editorial. En las editoriales es imprescindible el trabajo de buenos diseñadores para elaborar todo el material editorial, pase o no por un proceso de impresión. En parte, la edición y el diseño van unidas, pues es una parte importante del libro, revista o producto a editar.
  • En televisión, internet y similares es muy importante contar con diseñadores gráficos capaces de estar a la altura de las circunstancias y realizar todas las tareas relacionadas con este ámbito en cuanto a diseño, parte visual, cartelería, publicidad y demás elementos.

Ofertas en el mercado laboral para los diseñadores gráficos 

En función de la formación, la experiencia y la habilidad del artista en sí, el abanico de ofertas de empleo será más amplio o menos. Entre todos los trabajos que puede realizar un diseñador gráfico y para los que puede ser contratado por una empresa privada, destacamos los siguientes:

  • Diseñador de páginas web y plataformas digitales. No tiene por qué saber lenguajes de programación ni desarrollo web, pues esa labor puede realizarla un experto en la materia. El diseñador se encargaría principalmente de realizar el diseño y la idea deseada para la página web, aportando sus conocimientos y su creatividad para que el resultado final sea el mejor para la empresa, teniendo en cuenta sus necesidades y objetivos a cumplir.
  • Diseñador de imagen de marca. Logotipos, cartelería, contenidos gráficos y audiovisuales, etc. Todo lo relacionado con las marcas y su imagen serían realizadas por el diseñador gráfico, teniendo en cuenta la filosofía de empresa y su personalidad de marca, así como los objetivos y otros factores.
  • Diseñador experto en retoque fotográfico digital. Tanto para negocios centrados en la fotografía y en el diseño como para otro tipo de empresas. Contar con un diseñador que edite y sea un especialista en el terreno de la fotografía puede ser muy beneficioso, en función de las tareas a realizar y las necesidades de la empresa.
  • Ilustrador digital. Su labor es la de crear y desarrollar contenido visual que generalmente va enfocado al terreno digital. Puede servir para la página web de la empresa, plataformas digitales o incluso la publicidad y la imagen de marca de la misma.
  • Diseño de productos, packaging, etc. Las empresas y los productos se apoyan en el lado visual, y esa parte corresponde al trabajo del diseñador gráfico. Para buscar el diseño más recomendado y que más posibilidades de éxito aporte a la empresa, se confiará en la labor de un diseñador gráfico cualificado en la materia.
  • Animador o modelador 3D. En compañías y estudios cinematográficos (bien sean estudios de animación o no, pues ambos requieren este tipo de profesionales), empresas de todo tipo, publicidad y telecomunicaciones, puede ser necesario el trabajo de un animador. No solo en 2D, sino en 3D, que en la actualidad está más extendido y presente en las empresas que nunca. Si el diseñador tiene formación y especialización en animación 3D puede ser una muy buena salida laboral.
  • Diseñador de cartelería y publicidad. Es la oferta de empleo más común y tradicional, la primera que nos viene a la mente al pensar en diseño gráfico, aunque no por ello la menos importante. El trabajo del diseñador gráfico en este caso consiste en elaborar el contenido de cartelería, publicidad, comunicación y todo tipo de imágenes relacionadas con la publicidad y las campañas creativas que pueden ir destinadas a cartelería y publicidad exterior, televisión, internet, prensa, etc.

Muchas de las ofertas laborales de la lista pueden realizarse por un único diseñador gráfico o por todo un equipo de expertos. En el segundo caso, los miembros del equipo comparten sus ideas, las ponen en común y se reparten las tareas, lo que agiliza el trabajo. La tipología del empleo y las tareas de las que el diseñador tendrá que encargarse, así como el salario del mismo y las condiciones del puesto laboral, dependerán de la empresa, su tamaño, sus capacidades y su puesto en el mercado.