Principios fundamentales del Diseño y del Diseño UX

El Diseño UX, aquél que está enfocado a la experiencia de usuario o User Xperience, es una faceta tan novedosa como atractiva e incluso polémica. De hecho, existen múltiples definiciones sin que hasta el momento se haya alcanzado un consenso absoluto. Esto es debido a la propia naturaleza subjetiva de esta disciplina, es decir, si el Diseño UX se orienta a responder a las necesidades planteadas por usuarios y clientes aportando a éstos la mejor experiencia de uso posible, estos la valorarán en función de sus impresiones y experiencias concretas, altamente subjetivas. Todo ello sin embargo, no impiden la existencia de una serie de principios fundamentales ampliamente aceptados, asumidos y defendidos por la comunidad de diseñadores profesionales pero, ¿cuáles son esos principios?

Tal y como señala Yusef Hassan Montero en su obra “Experiencia de Usuario: Principios y Métodos” de 2015, los principios de mayor importancia en el diseño orientado a la experiencia de usuario son:

  1. Clasificación, en base a su propósito, naturaleza de los contenidos y necesidades de los usuarios.
  2. Color, cuya función es doble: destacar y organizar elementos y codificar la información.
  3. Eficiencia: “Cada segundo ahorrado al usuario mejora su experiencia de uso”.
  4. Error humano, en el sentido de prevenirlo y/o evitarlo.
  5. Estética, porque “un diseño estético en percibido como más fácil de usar”.
  6. Fotografías, por su capacidad para comunicar y despertar emociones a la vez que tienen “un impacto directo en la estética del diseño”.
  7. Gestalt: “En una interfaz visualmente usable los elementos están organizados, relacionados y agrupados de forma lógica e inmediatamente reconocible”.
  8. Iconos, porque pueden ser más fáciles de reconocer e interpretar que los rótulos de texto.
  9. Inteligencia colectiva: “La arquitectura de información y las posibilidades de navegación de un producto pueden enriquecerse significativamente a partir de la actividad agregada de sus usuarios”.
  10. Jerarquía visual: todos los elementos que configuran la interfaz de usuario se deben destacar siguiendo un triple criterio: la relevancia que tienen para el usuario, el objetivo que persiguen y su tarea interactiva.
  11. Legibilidad e inteligibilidad: “La legibilidad de los textos tiene un enorme impacto en la accesibilidad del producto, la inteligibilidad lo tiene en su usabilidad”.
  12. Ley de Fitts: “Cuanto mayor sea la precisión motriz que exijamos al usuario para accionar un elemento interactivo, mayor será́ el esfuerzo y la tasa de error “.
  13. Mapeo natural: esto se produce cuando, de manera natural, es usuario es capaz de predecir la función que realiza cada elemento interactivo.
  14. Ordenación, cuyo criterio fundamental debe ser la necesidad de información planteada por el propio usuario: cronológica, geográfica, alfabética.
  15. Relevancia, es la forma más eficaz para ordenar opciones o contenidos y está determinada por el nivel en que facilita al usuario alcanzar sus objetivos.
  16. Taxonomías: “una taxonomía debe definirse en función del número y naturaleza de las categorías, y de los contenidos o funcionalidades que representan”.
  17. Toma de decisiones: “La complejidad de una tarea interactiva aumenta conforme lo hace el número de decisiones que debe tomar el usuario y el número de opciones diferentes por cada decisión”.
  18. Visibilidad y retroalimentación: “reconocer mejor que recordar”.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¿Te gustaría realizar un Curso en Diseño UX con nosotros?