¿Qué es el diseño de arquitectura?

Aunque cuando pensamos en la palabra diseño nos vienen otras ramas a la cabeza, como el diseño de moda, diseño gráfico y diseño de páginas web, hay una rama muy importante e influyente para nuestra sociedad, y es el diseño de la arquitectura, también conocido como diseño arquitectónico. Pero ¿qué es el diseño de arquitectura concretamente? Podemos imaginar edificios, esculturas gigantes en el exterior de las ciudades y rascacielos, pero el diseño de la arquitectura no se limita solo a eso. Es mucho más que ese concepto tan escueto y resumido. Estamos hablando de toda una rama del arte y del diseño, cuya definimos y análisis veremos a continuación, para su perfecta comprensión y su conocimiento. 

Definición y análisis del diseño de arquitectura 

Podemos entender entender por diseño de arquitectura (también conocido como diseño arquitectónico) la tarea encargada de cubrir las necesidades y satisfacer la demanda de crear espacios habitables para los seres humanos. No se limita a un sentido tecnológico, sino que además incluye el lado estético, tan importante e influyente en la vida de las personas. Si dividimos su nombre en dos, podemos analizar más a fondo la definición de diseño de arquitectura. Veámoslo: 

El concepto de diseño hace alusión al proceso creativo empleado para la obtención de un objetivo o una meta concreta y determinada. Para establecer y crear un diseño, se tienen en cuenta datos y conocimientos sobre la materia, una formación y un estudio relacionado con el asunto a diseñar y la rama a la que hace referencia, en este caso la arquitectura. Para lograr un diseño propiamente dicho, debe cumplir con una serie de requisitos y cumplir con los objetivos fijados, tanto estéticos como tecnológicos. 

En el caso del diseño de arquitectura, el objetivo no es otro que diseñar una obra de carácter arquitectónico que satisfaga una necesidad concreta, como puede ser la demanda de espacio habitable. Este espacio puede estar diseñado para ser una residencia o un domicilio, o bien para un espacio de trabajo u ocio, como podría ser unas oficinas, un auditorio o incluso un parque. El diseño de arquitectura se encarga además de crear y presentar todo tipo de soluciones a nivel técnico para la construcción, de forma que cualquier problema o circunstancia, como la iluminación o el tamaño del espacio a diseñar. 

¿Qué tiene en cuenta el diseño de arquitectura al trabajar en un proyecto? 

Por supuesto se tendrán en cuenta las corrientes de la época, la moda, los avances tecnológicos y técnicos, los materiales y las herramientas de construcción, otras obras, etc. También la historia del arte y las diferentes corrientes vistas a lo largo de los siglos se tienen en cuenta, y las necesidades que el proyecto presente, así como los objetivos de la obra arquitectónica en sí. Como rama del diseño enfocada en la arquitectura, tendrá en cuenta otros factores como la creatividad, el entorno natural y físico en el que se encuentra el espacio a desarrollar, la propia obra en sí, los objetivos finales, etc. 

En cuanto a la parte de diseño y creación, tendrá en cuenta y partirá de principios básicos, como la unidad y la armonía de la obra, el ritmo (que es la repetición de elementos que se suceden entre sí), el movimiento o la sensación de movimiento que transmite, la direccionalidad, si la tiene o no, modulación, contraste en sí mismo o con respecto a obras próximas destacadas, el equilibrio del proyecto y todos sus componentes y partes, y finalmente el orden. Dentro del orden incluimos elementos como el color y su diferente estudio, la textura apreciable con la vista y con el tacto, la figura de la obra en sí misma, el tamaño que presenta y muchos otros elementos relacionados que participan de ese orden. 

En conclusión, debemos saber que el diseño de la arquitectura se centra en dotar de arte o un lado artístico a una construcción, no limitándose al sentido técnico o tecnológico, sino al estético, y llevando la obra a un nivel superior que cumpla con todos los requisitos y las finalidades de la misma. Es por ello por lo que requiere de gran formación académica en BIM y estudio continuo, pues no es un trabajo que cualquiera puede realizar y requiere de mucha experiencia y conocimientos sobre la materia. La arquitectura, al igual que la literatura, la escultura, la pintura o la música, está incluida en la lista de los tipos de arte existentes en nuestra cultura, y su diseño es primordial, no solo por la parte artística y creativa, sino también por la técnica que la dota de toda su complejidad, utilidad, correcta implementación y resistencia para cumplir con los requisitos, las necesidades y los objetivos propuestos por el particular o la empresa privada o pública que demanda dicha construcción al diseñador de arquitectura.