Salidas laborales de los estudios de diseño gráfico

Muchos alumnos eligen las carreras y los estudios de diseño u otras ramas artísticas por todo lo que supone a nivel creativo, a nivel artístico y a nivel de creación e imaginación, pues es una de las carreras o las ramas profesionales que más destacan por ello y que aportan una gran habilidad a la hora de realizar todo tipo de trabajos visuales y todo tipo de proyectos, tanto a nivel profesional como a nivel personal, que puede ser el caso de que el alumno tenga una serie de objetivos o ideas que quiera poner en práctica y para las que requiera de esta formación. Así, el ámbito del diseño y el diseño gráfico se ha convertido en una opción en auge estos años y cada vez más escogida por los alumnos de todo tipo.

Sin embargo, muchos dudan de la eficacia de esta rama profesional o de que pueda servir como una forma de ganarse la vida, ya que desconocen la utilidad real del diseño gráfico y de la creación visual para las empresas y para las compañías del mercado actual, que cada vez necesitan más diseñadores gráficos y empleados más cualificados, con todo tipo de conocimientos, no solo a nivel de edición y presentación, sino también en cuanto a diseño web, diseño de logotipos y packaging, etc. Es decir, toda la materia de diseño y diseño gráfico enfocado a las empresas y a las diferentes tareas y necesidades que en ellas están por cubrir, y para las que buscarán grandes profesionales cualificados.

Pues bien, para asesorar a todos los interesados en estudiar una de las ramas de diseño gráfico o estudios dentro de este campo, vamos a analizar y comentar cuáles son las salidas laborales de estos estudios y qué se puede hacer en el mercado actual si se cuenta con formación en diseño gráfico.

Diseño gráfico dentro de las empresas y el mercado 

Como hemos comentado, muchas empresas están buscando empleados y profesionales que no solo cuenten con conocimientos básicos o medios de la materia de diseño gráfico, pues hay muchos que cuentan con esta formación y que, por unas razones u otras, no se adaptan bien al perfil o requieren de más formación en diferentes ámbitos que puedan ayudar a beneficiar e incrementar el valor de utilidad dentro de la empresa y los conocimientos con los que cuenta de cara a elaborar cualquier diseño, cualquier tarea dentro de una compañía o incluso a la hora de utilizar un software o una herramienta específica, que deberá dominar en caso de que sea la utilizada dentro de la empresa para la que va a trabajar. Por todo ello, la formación específica y general es muy importante, y supone la diferencia a la hora de conseguir un puesto de trabajo vacante o no.

Dentro del mercado actual y de las empresas hay salidas de muchos tipos, como puede ser la del diseñador de la compañía, pudiendo estar integrado dentro de un equipo de trabajo o no, en función del tamaño de dicha empresa. En un puesto como este se realizarían diseños de todo tipo, tanto de logotipo como de publicidad, cartelería e imágenes para redes sociales y la web, producto, diseño web, etc. Todas esas tareas serían parte del abanico de opciones y soluciones que aporta el diseñador gráfico a la empresa y a la marca. A la hora de elaborar cualquier dossier de empresa o cualquier imagen o cartel, las empresas tienen dos opciones: contratar a otra empresa/a un autónomo o buscar un empleado que trabaje a tiempo completo con ellos y que cubra esta tarea y esa necesidad, que se repetirá a lo largo del tiempo y que se complementa con otros de los trabajos que puede realizar el diseñador dentro de la empresa, como hemos comentado.

Lo que deben comprender las empresas es la utilidad del diseño gráfico para sus acciones de marketing y para su publicidad, así como para toda la imagen de la marca en el mercado y la percepción de los clientes y usuarios por parte de ella. Por todo eso, el diseño gráfico es imprescindible para las empresas y muy importante, aunque algunas no terminen de comprenderlo y, por ello, no puedan beneficiarse de lo que supone tener un departamento, un equipo o un empleado como diseñador gráfico.

El diseño gráfico en el marketing y la publicidad 

 En el terreno del marketing y la publicidad es donde más cabida tiene el puesto de diseñador gráfico, ya que es una de las habilidades y las tareas imprescindibles para las diferentes tareas del marketing en todos sus tipos y para la publicidad, la cartelería, las redes sociales, etc. Es por ello por lo que las empresas de publicidad e imagen de marca contratan a diseñadores gráficos y a expertos en la materia para elaborar todo tipo de proyectos creativos, como puede ser el rediseño de una marca y de toda su imagen o la elaboración de imágenes y carteles para las redes sociales, publicidad, cartelería y publicidad exterior, etc. Todo ello son parte del trabajo de los diseñadores y siempre tiene que estar elaborado y creado de la mano de un profesional, nunca de un aficionado o un inexperto, ya que son tareas de responsabilidad donde la empresa está arriesgando su imagen y la percepción por parte de los clientes y usuarios, así como de todo el mercado.

En resumen, diríamos que el diseño gráfico y la creación de imágenes y diseños visuales es muy importante para ciertas tareas de marketing y comunicación, así como para la publicidad y para todo lo relacionado con esta. Sin embargo, como ya hemos visto en los párrafos anteriores y como veremos a continuación, no es la única salida laboral ni la única forma de trabajar dentro del terreno de diseño.

Diseño gráfico como trabajo por cuenta ajena

Una de las salidas laborales del diseño gráfico es convertirse en autónomo, lo que también llevará al profesional a trabajar para todo tipo de empresas, en las actividades y las tareas que hemos visto en las dos secciones anteriores y que le son inherentes a su profesión. Además, puede combinar el trabajo con otras tareas y otras habilidades, como la ilustración, el diseño, la elaboración de productos de merchandising y todo lo que le soliciten clientes y usuarios, como pueden ser encargos de todo tipo. Ser autónomo puede ser una profesión o una forma de ganarse la vida muy complicada y arriesgada en un inicio, lo que hace que a muchos les eche hacia atrás y les cueste atreverse a ganarse la vida de esta forma, pero a la larga puede ser una muy buena opción, en función de las habilidades y los conocimientos del trabajador y los encargos o los clientes con los que cuente.

Algunas de las ventajas de ser autónomo son: la libertad del horario y la libertad a la hora de aceptar trabajos, proyectos, encargos y tareas; las posibilidades profesionales y las opciones que pueden surgir a lo largo del tiempo y a largo plazo; la carencia de jefe o empresa a la que estar ligada, que sería sustituida por los clientes. En cierta forma, para los autónomos o trabajadores por cuenta ajena, los clientes y las empresas que les encargan tareas y trabajos son sus jefes y su responsabilidad, por lo que deberán crear relaciones profesionales y mantenerlas en el tiempo.

El diseño gráfico como salida laboral y futuro 

Como vemos en el curso de diseño gráfico, tanto si es para trabajar en una empresa como si es para convertirse en autónomo, lo que también le lleva a tratar con compañías del sector y con empresas de todo tipo, el ámbito del diseño gráfico es una rama profesional muy satisfactoria y creativa que ayuda a que los trabajadores y estudiantes puedan sentirse realizados con su trabajo y puedan llevar a cabo proyectos o tareas creativas dando rienda suelta a su imaginación y a su habilidad de diseñador. En cualquier caso, es una muy buena salida laboral y una muy buena rama profesional a la que dedicarse y de la que formarse. No solo está en auge y tiene muy buena posición en el mercado hoy en día, sino que se mantendrá con los años, pues siempre es necesario contar con diseñadores gráficos y con creadores de todos los aspectos visual para con las empresas y las acciones de marketing y comunicación.

Por último, debemos comentar algunos consejos y algunos aspectos recomendables para los estudiantes y los profesionales que quieran dedicarse a tiempo completo al ámbito del diseño gráfico, con la idea de crecer a nivel profesional. Este consejo o esta recomendación sería continuar con los estudios y especializarse en diferentes ramas menores dentro del diseño y el diseño gráfico, como pueden ser el diseño de páginas web, el diseño de productos y marcas, unos estudios elevados en diseño de cartelería y publicidad y unos conocimientos generales en marketing y publicidad, que pueden ayudar mucho y suponer una ventaja competitiva a la hora de solicitar un trabajo.