¿Tiene futuro la rama del diseño web?

Cada vez son más los estudiantes y empleados que deciden formarse en la rama del diseño web, así como aprovechar todas las ventajas de los conocimientos teóricos, técnicos y prácticos de esta habilidad competitiva, para su carrera laboral y para su curriculum, así como para los diferentes proyectos personales que cada uno pueda tener, y sus objetivos. Este auge es muy positivo para el mercado, ya que también se ha vuelto muy frecuente el hecho de que sean las empresas las que demanden a los diseñadores web y busquen profesionales o empleados que, para trabajar como empleados en este cargo o bien para otros cargos, tengan este conocimiento. 

Por todo ello, nos preguntamos hasta qué punto es relevante el diseño web y si esta rama profesional tiene o no futuro en el mercado laboral y corporativo, de aquí a unos años. Muchos otros cargos y muchas otras ocupaciones están en duda, lo que ha generado inseguridad y miedo entre muchos estudiantes y muchos profesionales. Sin embargo, a continuación veremos de forma detallada que la rama del diseño web, la programación y todo lo referente a la creación, edición y al diseño de software no solo tiene futuro, sino que además es el futuro para muchísimas personas. Si eres un profesional de este campo o estás buscando una formación acorde a tus gustos y a la informática y el diseño de páginas web, sigue leyendo e infórmate sobre el futuro de este conocimiento y estos estudios. 

El pasado y el presente del diseño web 

Como es lógico, antes de lanzarse a predecir el futuro o aventurar lo que puede pasar con cualquier rama de conocimiento, es importante conocer qué le precede y qué hubo antes, para así completar la información que se tiene del mismo y poder averiguar si su utilidad se mantendrá con los años o desaparecerá al llegar nuevas tecnologías y nuevos avances, que hagan peligrar el puesto de trabajo y el cargo de los profesionales cualificados en esta rama. El inicio de la profesión o de la carrera formativa del diseño web tiene su origen en el inicio de la extensión de internet, cuando las empresas empezaron a crear espacios digitales donde incluir su información y su contenido, como un nuevo lugar en el que hacer publicidad. Después llegarían los buscadores y las redes sociales y veríamos nuevas necesidades y nuevas especializaciones y ramas de conocimiento, como la del posicionamiento SEO y SEM. 

El diseño ya no solo se basaba en recargar la página de contenido e información o colores, sino que buscaba algo más limpio y cómodo de visitar, fácil de usar e intuitivo. Minimalista pero agradable. Los diseñadores pasaron de poder crear una web a tener que diseñarla teniendo en cuenta todos los elementos que a esta compiten y que harán de esta el éxito que la marca y la empresa está buscando para su negocio. Con todo ello, el diseñador de la página web debe cuidar el SEO, el contenido que va a tener la web y los espacios en los que este se encontrará, los tamaños y los aspectos visuales e incluso técnicos, para que toda la página web en conjunto funcione bien tanto a nivel visual como a nivel de tecnología, rapidez de conexión y carga, comodidad, etc. Así, sabemos que el diseño web es una especialidad mucho más difícil de lo que se puede llegar a pensar en un inicio. 

Hasta ahora e incluso hoy en día vemos el diseño web como la rama profesional o el campo laboral de los profesionales que se encargan de elaborar el aspecto y la funcionalidad de la página de una marca o un particular, para llegar a su público y cumplir con una serie de objetivos de marketing fijados con anterioridad. Lo que no queda tan claro es el futuro que puede tener esta profesión. Veámoslo a continuación y tratemos de responder a esta duda generalizada.

El futuro del diseño web y de los profesionales 

Pese a lo que algunas personas puedan creer con respecto a esta rama de conocimientos, el diseño web sí tiene futuro, de hecho, es una de las profesiones o de las formaciones que pueden resultar más útiles de cara al futuro de muchas empresas y de toda una serie de particulares interesados. Vemos que en el presente una empresa que no cuenta con una página web es una empresa que no existe. Cada marca cuenta con un espacio digital y con su propio contenido que le sirve para captar nuevos clientes y realizar todas las tareas y acciones del marketing digital, que son las que le llevan a extenderse y a lograr el éxito incluso en el formato digital y en lo que respecta a las ventas o contrataciones online. Así, las marcas que no cuentan con web son marcas que pasan desapercibidas para los clientes. Los usuarios y los clientes potenciales no van a las tiendas físicas si no las conocen con anterioridad, por lo general, por lo que las acciones de marketing digital y las acciones de comunicación y publicidad son imprescindibles para las empresas. 

En el futuro pueden cambiar muchos aspectos sobre cómo nos comunicamos, cómo compramos y cómo realizamos nuestro día a día con respecto a las empresas y los negocios, pero seguirá siendo necesario que estas cuenten con página web y con espacios a los que los usuarios y los clientes puedan acceder con facilidad y agilidad desde casa. No solo seguirá habiendo trabajo y demanda de diseñadores web sino que además habrá un incremento de la misma por parte de las empresas. Cada vez es más relevante el mercado digital y las ventas o demandas que se puedan obtener de forma online, que para las empresas supone una venta directa, eliminando canales de distribución y filtros, lo que significa menos costes y mayores beneficios, dentro de la posible misma cifra de ingresos. Por tanto, no solo es más cómodo para el usuario o el cliente, sino también para la empresa. 

Lo único que esta última debe hacer es adaptarse y permitir la venta online, así como cambiar un poco sus políticas de distribución. Pero lo más difícil o la tarea más complicada a la que se enfrentará es la de la edición y el diseño de la página web para convertirla en un comercio digital. De eso se encarga el profesional dei diseño web. Y aunque en un futuro veamos nuevos formatos y nuevos medios y formas de consumir contenido, todos los sistemas operativos y todas las pantallas requieren de un diseñador del software y de los aspectos visuales, por lo que sí que hay futuro para el diseñador web en todos los sentidos, requiriendo en muchos de ellos una especialización y una continuación con los estudios, lo que también ocurre en otras ramas profesionales y otros campos de conocimiento. 

¿Es el diseño web una oportunidad laboral y formativa? 

A esta pregunta la respuesta es sí. Es una gran oportunidad, pero no debemos pensar a priori en el trabajo o en los ingresos y los puestos de empleo que puedan garantizar o que pueda brindarnos esta formación, sino valorar si realmente es nuestra vocación y si es lo que se quiere cursar para trabajar o no en este campo. También puede servir para complementar y ayudar a otras formaciones y carreras, como la del diseño gráfico, el conocimiento de marketing y marketing digital, con su posicionamiento SEO o SEM y todo lo referente a ello, etc. Son muchas las carreras y los puestos de empleo que se pueden beneficiar del conocimiento en diseño web, por lo que a muchos profesionales puede servirle este tipo de formaciones. 

Así, el diseño web es una gran oportunidad a día de hoy y conseguirá serlo también durante los próximos años, con más o menos cambios.