Los seres humanos pasamos gran parte de nuestra vida en espacios interiores. El hogar, la oficina, tiendas o restaurantes, por mencionar solo algunos, suelen ser entornos cerrados que están dentro de una edificación y se han adecuado para responder a las necesidades específicas de uso que tendremos en ellos. Para su construcción, creación y armonización existen dos disciplinas que son indispensables: la arquitectura y el diseño de interiores.

En los últimos años, la demanda de estas profesiones ha aumentado de forma espectacular, pues cada vez más personas y empresas quieren proyectar y desarrollar sus espacios de manera estética y funcional. Por eso hoy vamos a revisar en profundidad de qué trata cada una y cuáles son sus funciones, así como las salidas laborales y expectativas salariales.

Diseño interiores arquitectura

Arquitectura y diseño de interiores al detalle

Para poder comprender cómo funcionan y cómo se interrelacionan, primero es necesario conocer de qué se ocupan la arquitectura y el diseño de interiores por separado.

¿Qué es la arquitectura?

La arquitectura es una combinación de arte y técnica que se encarga de diseñar y construir edificios. Sus orígenes datan de la prehistoria, cuando los seres humanos pasaron de una vida nómada en la que se movían constantemente para buscar alimentos, a una sedentaria, en la cual se establecieron en áreas fijas y comenzaron a desarrollar la agricultura.

A lo largo de los años, las técnicas arquitectónicas han ido evolucionando de la mano de la dinámica sociocultural. Hoy en día, los arquitectos tienen el reto añadido de hacer que sus obras sean energéticamente eficientes y respetuosas con el entorno en el que se encuentran.

En la arquitectura intervienen cálculos, planos y equilibrio de estructuras, por lo que tiene un importante componente analítico para garantizar la viabilidad de las obras ejecutadas. Por esta razón, es una de las profesiones reguladas en nuestro país y requiere de un máster habilitante y una colegiatura para poder ejercerla.

Claves de la arquitectura

Una de las obras literarias de arquitectura más antiguas de las que se tiene conocimiento es De architectura, un tratado escrito por el ingeniero y arquitecto italiano Marco Vitruvio Polión en el siglo I d.C. En ella, el autor plantea un precepto que continúa vigente en la actualidad, y es que toda construcción arquitectónica tiene que cumplir con tres elementos:

  • Durabilidad: debe ser sólida y capaz de perdurar por mucho tiempo en las mismas condiciones en las que fue creada. Esto pasa por hacer proyecciones exactas, utilizar materiales apropiados y considerar los factores de desgaste que pueden afectar, incluyendo el uso y fenómenos naturales, entre otros.

La arquitectura debería hablar de su tiempo y lugar, pero anhelar la atemporalidad.

Frank Gehry – Arquitecto ganador del premio Pritzker en 1989.
  • Funcionalidad: satisface una finalidad específica, y tanto su diseño como su composición están creados para lograrlo de la manera más eficiente posible.
  • Belleza: es agradable a la vista y se integra perfectamente en su entorno.
Interiorismo arquitectura madrid

¿Qué es el diseño de interiores?

El diseño de interiores, también conocido como interiorismo, es un arte que busca gestionar los espacios interiores. Su principal objetivo es organizar sus elementos de forma que se adecúen a los hábitos y necesidades de las personas que hacen uso de ellos. Aquí entran en juego la luz natural, acústica y forma de las superficies, por mencionar solo algunos, y se toman en cuenta factores físicos, funcionales y de comportamiento humano.

Tal como sucede con la arquitectura, el diseño de interiores es una formación de grado universitario, pero también existen opciones de menor nivel como formaciones técnicas y cursos, en los que se ofrecen las nociones básicas.

«Cada gran diseño comienza con una historia aún mejor.»

Lorinda Mamo – Diseñadora gráfica e interiorista.

El interiorismo se basa en dos pilares fundamentales: el arte y la psicología. Con el primero se encarga de que los espacios resultantes sean agradables a la vista, y el segundo busca que tengan una influencia positiva en la mente de quienes están en ellos.

Claves del diseño de interiores

El diseño de interiores propiamente dicho, como la profesión titulada que es ahora, es algo reciente en comparación con la arquitectura. Sin embargo, existe cierto consenso en cuanto a los elementos básicos que se deben atender a la hora de diseñar

  • Espacio: Aquí entran en juego el ritmo y el equilibrio en cuanto a la distribución de objetos, teniendo en cuenta las dimensiones y formas del área para sacar el máximo provecho, siempre atendiendo a la funcionalidad.
  • Colores: tienen una enorme influencia en la atmósfera del espacio y el estado de ánimo que este inspirará en las personas. Por ejemplo, los tonos cálidos suelen ser estimulantes, mientras que los fríos tienden a relajar. En cuanto a combinaciones, se puede usar desde un mismo color en distintas intensidades hasta tres o cuatro o más colores integrados entre sí.
  • Iluminación: al igual que los colores, la cantidad de luz es determinante en la transmisión de sensaciones de un lugar. En el diseño de interiores hay que considerar la presencia de luz natural, que tiene menos margen de maniobra, y complementarla con fuentes artificiales como lámparas o velas.
  • Estilo: se refiere a la personalidad que se le imprime al interior y que tiene que ver con los gustos del cliente o usuario final y la influencia sociocultural del momento. Influyen las texturas, el mobiliario y los accesorios decorativos, que deben integrarse de manera armónica para dar forma a dicho estilo.

Diferencias entre arquitectura y diseño de interiores

Ahora que quedan claros ambos conceptos, no es de extrañar que muchas personas suelan confundirlos, pues guardan varias similitudes entre ellos. Sin embargo, sus diferencias también son claras. Resumimos las más importantes:

ArquitecturaDiseño de interiores
Construcción en terrenos completamente vacíos.Su punto de partida son espacios ya construidos.
Creación de estructuras, cimientos y bases por debajo del nivel del suelo.Trabajo superficial, sin cambios en las estructuras.
Análisis, cálculo y proyección.Distribución, ubicación, colores, texturas.
Exige colegiatura y máster habilitante.Se puede ejercer inmediatamente después de obtener la titulación.
Se requiere de permisos y licencias específicas antes de empezar cualquier obra.Se pueden iniciar las obras sin necesidad de permisos, salvo contadas excepciones.
Es posible trabajar en equipos y por etapas, y un arquitecto no necesariamente presencia el resultado final.Casi siempre se trabaja de forma directa con el cliente y se entrega el resultado final.

Los perfiles de un arquitecto y un diseñador de interiores

De la misma forma que existen diferencias entre el trabajo que desempeñan, los profesionales de estas disciplinas también tienen perfiles distintos entre sí, aunque hay muchos puntos en común.

Los arquitectos deben tener sólidas habilidades analíticas que les permitan abordar problemas de espacio de forma objetiva y ofrecer soluciones a partir de datos. Esto lo combinan con dotes creativas para diseñar estructuras visualmente agradables y que vayan en sintonía con su entorno.

Los diseñadores de interiores, por su parte, tienen bases teóricas más humanistas y menos técnicas, pues se enfocan en aspectos psicológicos y emocionales de las personas, y la manera como estos se ven afectados por el contexto. El lado creativo es igual de importante, ya que ayudan a seleccionar muebles, colores y texturas que estarán en contacto directo con los usuarios.

A pesar de los matices, arquitectos e interioristas tienen funciones complementarias y trabajan muy bien juntos. De hecho, es habitual ver arquitectos que deciden hacer especializaciones en diseño de interiores, y diseñadores que hacen una segunda carrera en arquitectura.

Interiorismo arquitectura

Arquitectura de interiores

A medida que evolucionan las necesidades de las personas, también lo hacen las profesiones. Como resultado de esto surgió la arquitectura de interiores, que como su nombre indica, combina arquitectura con interiorismo.

En esta disciplina se conjugan las posibilidades que ofrece la arquitectura en cuanto a cambios en la estructura inicial con la psicología y las bases del diseño de interiores. Y aunque se suele partir de edificaciones ya existentes, es posible modificar por completo las habitaciones en las que se va a trabajar.

¿Qué hace un arquitecto de interiores?

Como sucede con cualquier otra profesión, las funciones específicas de un arquitecto de interiores varían de acuerdo con el tipo de proyecto y las características propias de cada uno. Podemos nombrar algunas de las más relevantes:

  • Mide, proyecta y realiza estimaciones sobre el espacio en el que va a trabajar.
  • Asesora a los clientes en la elección de todos los elementos que intervienen en el proyecto, desde mobiliario hasta colores.
  • Hace bocetos, planos y animaciones para ofrecer una vista previa del diseño.
  • Se encarga de las adquisiciones necesarias para convertir los bocetos en realidad.
  • Gestiona equipos de trabajo que pueden incluir albañiles, carpinteros, pintores, etc.
  • Tramita permisos, licencias y documentación legal necesaria para la construcción, en los casos en los que sea necesario.
  • Dirige la ejecución de las obras para asegurarse de que se haga conforme con lo estipulado.

¿Cuánto gana un arquitecto de interiores?

En España, el perfil de los arquitectos de interiores es muy específico, y además es resultado de la combinación de otros dos. Por esta razón, hay poca información pública respecto al salario. Sin embargo, podemos hacernos una idea a partir de lo que ganan arquitectos y diseñadores de interiores por separado.

Según el portal especializado Glassdoor, el rango de salarios para un arquitecto va desde 20 000 € hasta 54 000 € brutos al año, con una media de 37 000 €. En el caso de un interiorista la horquilla es un poco más amplia, de 13 000 € hasta 62 000 € y una media de 37 500 €. Con estos datos no es atrevido inferir que el sueldo medio de un arquitecto de interiores también rondará los 37 000 € anuales, siempre dependiendo de la ubicación, la formación y la experiencia.

Campo de trabajo de un arquitecto de interiores

El campo de trabajo de los arquitectos de interiores puede ser muy amplio, e ir desde pequeños proyectos monoambientes hasta contratos para miles de metros cuadrados de diseño. Mencionamos algunas posibilidades:

  • Trabajo freelance enfocado al diseño.
  • Trabajo por cuenta propia.
  • Estudios de arquitectura.
  • Firmas de diseño de interiores.
  • Firmas de diseño de mobiliario.
  • Empresas inmobiliarias.
  • Empresas constructoras.
  • Revistas de diseño.
  • Escuelas, universidades e institutos de diseño y arquitectura.
  • Museos, galerías y exposiciones de arte.
  • Empresas de rehabilitación y reforma.

La arquitectura y el diseño de interiores son fundamentales para idear y hacer realidad espacios cerrados funcionales dentro de los cuales se desarrolle cualquier actividad humana. Además, su demanda seguirá creciendo en la medida en que las personas necesitemos lugares en donde desenvolvernos, por lo que se trata de profesiones con gran potencial ahora y en el futuro. Si quieres adentrarte en ello, nuestro Máster en Arquitectura BIM te da todas las bases para una gestión efectiva de obras arquitectónicas con atención en el diseño. Conoce más a través de nuestras líneas de contacto y te daremos toda la información.

Madrid Interiorismo arquitectura

    ¿MÁS INFORMACIÓN?