El contenido web parece estar en todas partes. Y así es. Con cualquier búsqueda que hacemos en Google, terminamos consumiendo un texto, vídeo o imágenes que han preparado especialmente para nosotros. Incluso, cada vez es más común buscar información especializada en Internet y encontrar contenido digital fuera de los medios oficiales o tradicionales.

Pero, ¿por qué?, ¿de verdad es tan importante el contenido web?, ¿no estamos haciendo demasiado contenido que no sirve para nada?, ¿es solo una moda? A continuación exploramos algunas de las claves del contenido web, los diferentes tipos que existen y algunos consejos clave para gestionarlo de manera más eficiente.

¿Qué es el contenido web?

El contenido web es una información de texto, visual o de audio que está disponible de forma online, a través de una URL. Si pensamos en esta definición llevamos años conociendo y conectando con contenido web de toda índole, sin embargo, y aunque no nos hayamos dado cuenta, todos hemos experimentado un cambio en este sentido.

Y es que ahora, el contenido web es una pieza clave y fundamental de cualquier estrategia de marketing de toda marca o negocio que quiera tener visibilidad online y llegar a más clientes. ¿Todavía nos preguntamos si realmente crear un contenido web de calidad es tan útil?

Los cambios de tendencia en el comportamiento de los consumidores indican que sí. Ahora pasamos más tiempo delante de nuestros smartphones y tablets –consumiendo contenido– y además, nos hemos vuelto más sibaritas con los productos o servicios. También desconfiamos más de las marcas y somos más celosos de nuestros datos. Por eso, el contenido web tiene un papel crucial: causarnos una buena impresión, retener nuestra atención y seguir conquistándonos día tras día.

Contenido Web Madrid

¿Para qué sirve el contenido de una página web?

En líneas generales, cualquiera que tenga un dispositivo en el bolsillo se hace una idea de qué es y para qué sirve el contenido web. Pero lo mejor es desglosarlo en diferentes apartados para ver con más detalle todas sus ventajas:

  • Posicionar tu web. ¿Has oído hablar del SEO? El posicionamiento web es una estrategia de visibilidad a medio-largo plazo que consigue generar tráfico orgánico para llegar a más clientes potenciales. El funcionamiento del SEO es relativamente sencillo de comprender, –que no tanto de ejecutar–. El objetivo es entender qué buscan aquellas personas que te interesan atraer y crear contenidos en esa dirección. Para ello hay que investigar, analizar y adaptar los canales para obtener buenos resultados.
  • Dar información. En el entorno digital se necesita una información clara y accesible para poder vender. Por ello, es clave ofrecer no solo características y datos de lo que tienes disponible, sino información sobre la historia de marca, noticias de actualidad, patrocinadores o cualquier duda que pueda tener tu target.
  • Generar autoridad de marca. Una buena estrategia de contenidos en el tiempo ayuda a mejorar la reputación del negocio. Tus potenciales clientes te percibirán como una marca respetable, profesional, comprometida y más cercana.
  • Crear imagen de marca. Si a través de los textos y del contenido web audiovisual logras transmitir tus valores, tu filosofía y misión, habrás ganado muchos puntos frente a tu competencia.
  • Generar confianza. Cuando tus potenciales clientes tienen una duda, acuden a Google y llegan a ti. Ahí se da la primera toma de contacto que da comienzo a una relación, que puede ser buena o inexistente. Con un buen contenido web tienes más posibilidades de que esa persona tenga una buena impresión de la marca y siga consumiendo tus contenidos.
  • Ofrecer mejor tus productos y servicios. Con el contenido web puedes explicar de forma detallada en qué consisten tus productos y servicios: sus ventajas, tablas comparativas, explicar cómo resolverán sus necesidades, hablar de precios, promociones, la calidad de los materiales, etcétera.

Estas son solo algunas de las ventajas que ofrece el contenido web para una empresa o marca personal.

Mejorar contenido web

Tipos de contenido web

Hay muchas maneras de clasificar el contenido web. Aquí nos centraremos en dos clasificaciones fundamentales, el formato y el objetivo que cumplen cada uno de ellos.

Sobre el objetivo que cumplen, hablaremos de atraer, retener y vender.

Es posible que te recuerde al embudo de venta tradicional, y así es. Una estrategia de contenido bien planificada pasa por todas las etapas del proceso de venta, desde el primer contacto hasta el cierre de la transacción. De ahí que podamos hablar como herramientas de contenido el SEO, la redacción informativa y el copywriting, aunque es necesario tener en cuenta que todas las técnicas pueden utilizarse en cualquiera de las etapas de venta en el entorno digital. Nos detenemos en dos que consideramos principales:

Copywriting

El copywriting es una técnica o un conjunto de herramientas que se basan en la psicología del consumidor, de las ventas y de la persuasión.

Los copywriters profesionales aplican estas técnicas para conseguir que compres, te suscribas o realices cualquier acción que constituya su objetivo.

Cuando hablamos de copywriting, hablamos principalmente de palabras, pero estas pueden estar en vídeos, imágenes o textos.

SEO

Al igual que en el caso anterior, los contenidos orientados al posicionamiento están en todas partes, no solo en los blogs. De hecho, por ejemplo en YouTube, cualquier canal que se precie trabaja el contenido web SEO junto al copywriting.

El contenido web siempre busca combinar ambos, aunque sin duda, el primer paso, es el SEO, ya que es la puerta de entrada al tráfico orgánico de posibles nuevos clientes. Sin él, es muy probable que el trabajo de captación inicial se dé a través de la promoción de pago, lo que acaba convirtiendo la estrategia en dependiente del gasto constante en publicidad.

Madrid Contenido Web

¿El contenido SEO ha pasado de moda?

Es una pregunta que se oye a menudo, pero lo cierto es que la tendencia indica todo lo contrario. El contenido se sitúa cada vez más en el centro de las estrategias de inbound marketing, basadas en atraer al cliente a través de contenidos de calidad para generar confianza y acercamiento, una técnica en auge en pequeñas y grandes empresas.

La gestión del contenido no es una técnica estática, evoluciona constantemente. Pero no por ello está pasando a un segundo plano, sino todo lo contrario, adquiere cada vez más importancia.

¿Cómo gestionar el contenido web de mi página?

Gestionar el contenido web de tu página puede ser una tarea titánica, porque hace falta más que saber escribir para implementar acciones de contenido que deriven en buenos resultados. Y es que es necesario tener nociones y conocimientos en SEO, diseño web y redacción. Todo está interrelacionado.

Por ejemplo, para gestionar el contenido de una forma efectiva, o sea, para responder a las necesidades de tu público, hacerlo mejor que la competencia y aparecer en el buscador cuando tu target te busque, necesitas un análisis SEO de fondo.

Por otro lado, necesitas un diseño web que atraiga a los usuarios y que proyecte una imagen profesional y acorde a la personalidad de marca. Además, este debe ser fácil, intuitivo y responder a una buena experiencia de usuario.

Por último, necesitas contenidos de calidad que mantengan al internauta en tu sitio web y que les convenza de que tienes algo que ofrecerles. De otro modo, todo el esfuerzo previo (diseño y SEO) no convertirá en resultados.

Consejos para mejorar tu estrategia de contenidos web

Veamos diez recomendaciones clave que te servirán para mejorar tu estrategia de contenidos:

  1. Buyer persona. Empieza siempre definiendo a quién va dirigido el contenido.
  2. Contenido para humanos. Recuerda que aunque tu objetivo sea posicionar, siempre escribes o creas contenido para personas y no para algoritmos.
  3. Selección de canales. Cuando tengas el quién, toca elegir el dónde. Elegir los canales adecuados a través de los cuales enviar el contenido. Página web, redes sociales, email, panfletos, cada uno conlleva ciertas especificaciones a seguir.
  4. No pierdas de vista los KPIs. Mide los resultados con base a objetivos previamente definidos. Puedes sacar las métricas periódicamente o por campañas o lanzamientos.
  5. Constancia. Una estrategia efectiva de contenido necesita constancia y planificación a medio plazo.
  6. Coherencia. Mantén una línea de contenidos que sea reconocible y que siga una misma identidad verbal y visual. Si no, quien te lea se sentirá confuso y perderá la confianza en la marca.
  7. Elección de formato. Una misma idea puede trabajarse en modo texto, audio, vídeo o imagen. Dependerá del canal, de a quién va dirigido y del objetivo que se quiera conseguir.
  8. Reparte los recursos. Evita enfocarte solo en el contenido web SEO o únicamente en el copywriting directo para cerrar la venta. El equilibrio de todas las fases es lo que hará que logres buenos resultados.
  9. SEO, copywriting y diseño son las 3 patas del contenido web. Uno sin el otro no funcionará.
  10. Amplía tus conocimientos. La formación continua es fundamental para poder obtener una mirada 360 grados y convertirte en un profesional más completo. No se puede ser especialista en todo, pero es necesario conocer los fundamentos básicos que conforman todo lo relacionado con el contenido.

El marketing se aprende en un día. Desafortunadamente, se tarda toda una vida en dominarlo.

Philip Kotler

El contenido web sigue, hoy en día, más vigente que nunca. Es una rama del marketing que evoluciona rápidamente para dar respuesta a las nuevas necesidades y a los cambios de hábitos de los consumidores. Si estás pensando en formarte para convertirte en un profesional más completo y capaz de adaptarte a los retos del sector, en Esdima te proponemos el Máster en Diseño Gráfico y Web UX. Un espacio formativo donde desarrollar tus habilidades y escalar en el mundo del marketing digital. No dejes pasar la oportunidad de formarte con los mejores profesionales.

Mejorar contenido web

    ¿MÁS INFORMACIÓN?