Para el sector de la construcción y la edificación, así como para otros cambios y otras materias especializadas que requieren de software propio de modelado de información de construcción y estructuras, es muy importante el trabajo con BIM, que les aporta exactamente eso, a través de un sistema y una metodología completa que, combinado con la buena plataforma y las mejores herramientas y los programas dedicados a expertos, nos dan un gran resultado y nos ayudan a lograr los trabajos y proyectos que necesitamos en cada momento de cara a los clientes y a nuestra empresa. Pero para poder emplear BIM o cualquier programa de software que utilice y se valga de BIM, lo más recomendable es conocer a fondo qué es y cuáles son sus ventajas y desventajas, así como en qué puede ayudarnos y de qué nos sirve para nuestro trabajo.

A continuación describiremos las ventajas y las desventajas de BIM y trataremos de analizar su importancia para el mercado y si es tan aconsejable y recomendable como todos dicen o si está sobrevalorada y es prescindible para el sector profesional y para el mercado, que se vale de ella para la construcción y para todo tipo de tareas de modelado de información de construcción y edificación.

Ventajas de trabajar con BIM

Como siempre decimos en nuestro Curso de BIM en Madrid, una primera ventaja podemos comentar las facilidades que nos aporta para trabajar en equipo y para trabajar de forma multidisciplinar, favoreciendo los trabajos y los proyectos con diferentes miembros y diferenciando bien las tareas, los agentes implicados y los elementos que hay que realizar sobre le proyecto o la obra en sí. Nos da una experiencia de usuario multidisciplinar muy buena que resulta toda una ventaja a comentar, por como está implementada y por cómo funciona. También nos permite comprobar las interferencias y los pasos realizados sobre la obra, para comprobar también errores y evaluar el proyecto de forma analítica, siendo conscientes en todo momento de si algo no marcha bien o si existe algún problema o alguna circunstancia que pueda dificultar el proyecto o fastidiar la obra en sí. Detectar problemas a tiempo y controlar bien el proyecto es muy importante para obtener buenos resultados y satisfacer a los clientes. BIM te lo pone fácil en ese sentido.

BIM permite trabajar con archivos y modelados de información en 3 dimensiones, a la vez que en dos dimensiones, siendo estos últimos más tradicionales y básicos. Incluso te permite trabajar con ambos formatos al mismo tiempo de forma interconectada, lo que da una experiencia más completa y te ayuda a tener una visión completa del proyecto más exacta y precisa, desde cualquier punto de vista y desde cualquier formato o plano. Esto también es una facilidad para la comprobación de errores y para el análisis de la obra y del resultado final por parte de los clientes y las empresas con las que se trabaje, que podrán realizar o solicitar cualquier cambio, ya que BIM permite editar incluso después de haber exportado el archivo, o tras haberlo visualizado y presentado al público.

Al poder modelar una obra o una construcción de forma digital y controlarla o evaluarla desde un programa de software, ahorras mucho tiempo, evitas problemas y errores, como ya hemos comentado y todo ello se convierte en dinero y agilidad o rapidez, lo que las empresas agradecen y lo que resulta muy satisfactorio para los clientes. Quizás, una de las ventajas no solo de BIM, sino del modelado de información de construcción y de todos los formatos o métodos similares, sea esta agilidad y esta utilidad con respecto a los modelos tradicionales y al trabajo de arquitecto o diseño arquitectónico de toda la vida, con planos y bocetos en dos dimensiones, realizados a mano o con software más sencillo y menos profesional.

Otras ventajas destacadas

Y si estas ventajas no te parecen suficientes o crees que son poco, debes conocer las siguientes, que te darán una visión más completa y te indicarán la clara diferencia de BIM con respecto a otras alternativas u opciones y con respecto a los métodos tradicionales. Estas ventajas son, en primer lugar, la inclusión de información, propiedades, características y detalles o datos que tiene la obra o el edificio a modelar. Poder incluir todos estos detalles y poder controlarlos en cualquier momento facilita mucho la documentación del proyecto y de la propia obra en sí, a la vez que nos da unas claves y unas ventajas de cara a planificar el presupuesto u otro tipo de detalles antes de proceder a la construcción y a la puesta en marcha de la obra en el terreno y en la vida real.

La última ventaja es que con BIM podemos evaluar el terreno geográfico, el impacto energético, la iluminación y otro tipo de elementos, siendo el del impacto energético el más importante, ya que resulta imprescindible y muy útil para realizar obras sostenibles y con buen rendimiento energético, lo que ahora se está demandando por parte de las empresas y por parte del mercado. Cada vez es más importante cuidar los aspectos energéticos de los hogares, ya que suponen una clara ventaja y un punto positivo para los clientes y para la empresa o las personas que vayan a realizar su actividad y/o vivir en dicho lugar. Desde mejorar y facilitar el ahorro de energía y calefacción hasta adaptar los edificios a fuentes de energía limpia o renovables, todo ello se podrá pensar con anterioridad y adaptar a nivel de modelado con BIM.

En un futuro, toda la industria y todos los sectores que pueden beneficiarse de BIM vivirán de esta herramienta y se basarán en ella casi al cien por cien en lo que respecta a modelado y a la elaboración de proyectos o bocetos en 3 dimensiones para con los clientes y para con las obras a realizar. Todo ello se verá reflejado en un cambio de mercado en el que todos los profesionales y empleados deberán conocer y dominar BIM, siendo un requisito imprescindible en las entrevistas de trabajo y a la hora de mantener el empleo o promocionar dentro de la empresa y del propio mercado.

Las desventajas del modelado de información de construcción

En cuanto a sus desventajas no encontramos tantas como las vistas en los apartados de las ventajas y los aspectos positivos, y es que BIM ha ayudado a mejorar la industria, facilitar los trabajos o los diferentes proyectos profesionales, además de revolucionar todos los sectores de la construcción y todos los huecos de mercado que requieren o pueden aprovecharse del 

modelado de información. Sin embargo, sí que existen algunas desventajas y algunos aspectos a tener en cuenta que debemos comentar, como la necesidad de aprendizaje y formación que requiere para los estudiantes y para los trabajadores. Este requisito formativo es una desventaja porque no todo el mercado está preparado para adoptar BIM y herramientas como Autodesk Revit que hacen uso de esta plataforma y este sistema.

Hasta que el mercado no se prepare y de el paso a lo digital y al uso de BIM, su integración no será total y seguiremos viendo empresas con diferentes metodologías y diferentes sistemas que no llegan a implantar ninguno como el básico o el principal y que no aprovechan las ventajas y los aspectos positivos de BIM, al optar por otros programas, otros formatos o incluso otros métodos manuales y tradicionales. Los estudiantes y todos los que se dediquen, como mínimo, al sector de la arquitectura, deberán formarse en BIM y dominar el sistema, el formato y sus usos, aprovechando las herramientas como Autodesk Revit y otras alternativas del mercado que trabajan con el modelado de información de construcción. Una vez se haya superado este requisito formativo y las empresas se hayan adaptado, dejará de ser una desventaja su necesidad formativa y su aprendizaje.

Podemos comentar que en equipos muy numerosos y grandes su plataforma y su gestión del trabajo en equipo no es tan efectiva, así como que requerir en todo momento de ordenadores y de un software específico podría no ser siempre una buena opción para una empresa, ya que también tiene un coste y limita a los profesionales al uso de la herramienta y al abandono de otras alternativas u otros métodos. Sin embargo, resulta tan positiva y tan ágil para las empresas y sus equipos que es una muy buena opción destacada, por lo que está claro que el mercado optará por ella al cien por cien en un futuro próximo.

La importancia de BIM

Así, vemos que el modelado de información de construcción o edificación (BIM) es muy importante y destacado en el mercado por todo lo que aporta y por todo lo que supone. Tras leer toda esta información y conocer más a fondo la herramienta y el sistema que es BIM, vemos sus muchas ventajas y sus no tantas desventajas, aunque no por ello es perfecta ni seguirá siendo por siempre la mejor del mercado, ya que en el terreno del software y de los programas o los formatos digitales para las empresas suele moverse mucha competencia y suelen haber cambios cada ciertos años en las tendencias, los usos, las utilidades y otro tipo de elementos que pueden hacer que, dentro de unos años, aparezca un programa más efectivo y mejor que adopte el mercado.

En cualquier caso, a día de hoy BIM es el más importante y el que ha logrado posicionarse de la mejor manera posible, siendo adoptado a un ritmo creciente muy bueno y dando una satisfacción de usuarios y una experiencia de uso muy completa y positiva para todos los sectores, todas las empresas y todos los empleados o trabajadores expertos que trabajan con ella y que la emplean en su día a día y en todas o casi todas sus tareas para el modelado de información de construcción y para la elaboración de proyectos y/o encargos para el mercado y para sus clientes.

Si estás pensando en formar parte del sector de la arquitectura o de la mecánica, las eléctricas y otros que pueden aprovechar BIM, estás ante una oportunidad muy buena y recomendable que podría ser tu llave a entrar en el mercado laboral, creciente en este sector y para quienes se han formado en ella.

    ¿MÁS INFORMACIÓN?